Blog

News Wenance
05.23.2022

Cómo era la economía en la Edad Moderna

07 December 2022

La economía actual dista mucho de la del pasado. Hoy en día, cada vez se habla más de fintech, finanzas personales, etc. Pero, te has preguntado cómo era la economía en la Edad Moderna, qué actividades eran las más importantes, si se hablaba de capitalismo o de otros sistema económicos, entre otras cosas. 

Se le conoce como economía en la Edad Moderna a la que se desarrolló entre los siglos XV y XVII. Esta época estuvo marcada por la agricultura, la llegada del capitalismo, una mayor influencia de la burguesía y un aumento de las relaciones comerciales que permitió el desarrollo de la economía a nivel mundial.

La agricultura como motor de la economía en la Edad Moderna

La principal actividad económica durante dicha época era la agricultura. Esta fue la base de la economía, puesto que toda la población dependía de ella. Generaba riqueza a la aristocracia, quienes disponían de las rentas, y también a los Estados, ya que recaudaban impuestos a través de esa actividad. 

En aquella época, se utilizaba un sistema monocultivo. Es decir, se empleaban grandes extensiones de terreno a un solo tipo de cultivo, que solía ser el cereal. La siembra también tenía un carácter limitado, puesto que no era una agricultura avanzada. De hecho, los métodos usados no sólo no eran novedosos, sino que en algunos casos eran hasta ineficientes. 

Las tierras en la Edad Moderna pertenecían a nobles y a los altos mandos de la iglesia. Y el objetivo era utilizar los cultivos como fuente de alimento para la subsistencia y para mantener su estilo de vida. Por tal razón, la producción era baja. 

La economía basada en la agricultura tenía muchas limitaciones, lo que hacía que no fuera estable. Por un lado, este tipo de actividad está a merced de las condiciones meteorológicas, razón por la cual se perdían muchos cultivos. Y por el otro, la falta de implementos tecnológicos no permitían lograr grandes avances para hacer más eficiente la producción. Todo esto ponía a la población en riesgo de hambrunas. 

La burguesía, la teoría mercantilista y el capitalismo

La evolución del comercio trajo consigo una serie de términos, teorías y sistemas económicos, muchos de los cuales sobreviven todavía en la actualidad. 

La burguesía, por ejemplo, aunque surgió en la Edad Media, cobró mayor auge en la Moderna. En esta época los banqueros, armadores, propietarios de talleres textiles, entre otros, jugaron un rol clave dentro de la economía. Gracias a sus préstamos se consolidaron nuevos Estados, se financiaron viajes de exploradores y hasta conflictos bélicos.

A partir del siglo XVI, el sistema económico rudimentario que existía empezó a cambiar cuando las personas comenzaron a cuestionar el cómo se generaba la riqueza. Surgió entonces la teoría mercantilista, que planteaba que tanto la riqueza o pobreza de una nación en función de la cantidad de metales preciosos que tuviera.

Dicha teoría tenía ciertas limitaciones como el establecimiento de aranceles para proteger la economía del exterior e incentivar la local o la amplia intervención del Estado en la economía. 

Esto dio paso a una de las primeras burbujas económicas de Europa. En teoría, este sistema hacía que la producción nacional fuese más fuerte, pero a largo plazo los controles del Estado generó un alza de los precios, lo que incentivó el contrabando y hasta los piratas que saqueaban colonias y barcos. 

En la etapa final de la Edad Moderna, cuando la burguesía había ganado poder social y tras la primera revolución industrial, surgió el capitalismo. El objetivo de este sistema económico era la generación de ganancias, al igual que el mercantilismo. Por ello, a este siempre se le ha considerado como la forma más temprana de capitalismo.

La economía basada en la innovación tecnológica

En la Edad Contemporánea se impuso la industrialización y el capitalismo. Pero, con el paso de los años, ha sido la tecnología la que ha marcado la pauta en la economía actual. 

Bajo el amparo del mercantilismo, el crecimiento del comercio internacional y el capitalismo, cobraron gran importancia las bolsas de valores y las sociedades mercantiles, así como la banca. Gracias a esto se crearon diversos instrumentos de crédito como las letras de cambio, los pagarés y los créditos o préstamos. 

En la era actual, la tecnología ha transformado la economía general. Un ejemplo lo vemos con las fintech, que se vislumbran como el futuro de las finanzas personales y empresariales. Este es un sector conformado por empresas que se valen de la tecnología para automatizar o mejorar los procesos y servicios financieros. 

En el pasado, controlar las finanzas no sólo era un tema complejo, sino también poco eficiente. Hoy en día, gracias a compañías como Wenance, reconocida fintech en Argentina, es posible transformar la experiencia de las personas en cuanto al manejo de su economía, lo que al final repercute de forma positiva en la economía general.

COMPARTIR

Aportamos soluciones soluciones, financieras
simples, poniendo la tecnología y nuestro
capital humano al servicio de la gente.