¿Cómo ahorrar dinero en épocas de inflación?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Desde el inicio de la cuarentena, instaurada a raíz del brote global de COVID-19, generar ingresos se convirtió en un verdadero desafío al igual que tener una capacidad de ahorro. Muchas veces, preguntarse cómo ahorrar dinero en un contexto en donde los precios de los productos y servicios aumentan continuamente, mientras que los salarios permanecen iguales, pareciera no tener respuesta. Desde Wenance buscamos empoderar a nuestros clientes no solo a través de alternativas financieras, sino brindando consejos útiles para un mejor manejo de las finanzas personales.

Como primera medida, es importante comprender que el ahorro es una porción de dinero del ingreso de una persona que no se destina al consumo. En este sentido, saber cómo ahorrar dinero es importante para disponer en un futuro de una reserva que puede ser útil para sortear emergencias financieras, hacer algún viaje o adquirir bienes materiales.

¿Cómo ahorrar? Lo que hay que saber

1- El primer paso es buscar un motivo para ahorrar. En este sentido, establecer metas es una excelente motivación para fomentar el ahorro. Puede existir un objetivo a corto plazo como la planificación de un viaje o la compra de un auto, o a largo plazo, como ahorrar para adquirir una propiedad. 

2- Para generar una capacidad de ahorro es necesario llevar un control exhaustivo de los gastos. Para ello, es importante dimensionar cuáles son las obligaciones financieras mensuales y qué parte de los ingresos se destina para cubrirlas. Luego, es aconsejable categorizar los gastos por orden de prioridad para analizar qué compra innecesaria puede eliminarse para ahorrar esa porción de dinero. 

Por ejemplo, eliminar las visitas a los bares o comprar comida elaborada puede generar un ahorro mensual que, a fin de mes, hace la diferencia. Otro elemento a tener en cuenta es pensar seriamente a la hora de hacer un gasto que el mismo sea por utilidad y no por capricho: no es lo mismo comprarse un par de zapatillas porque se rompieron las que tenías que ver unas “lindas botas” y adquirirlas cuando quizás en el armario hay otros tres pares en perfecto estado. 

3- Una vez que se identifican los gastos y se tratan de reducir al mínimo, se aconseja realizar un presupuesto para ahorros. Es decir, evaluar qué porcentaje del ingreso, por ejemplo un 10% o 15% será utilizado para ahorrar y cómo asegurarse de mantener esa cifra en el tiempo.

4- Es importante saber sobrellevar las emergencias financieras que puedan surgir. Este punto es fundamental, ya que un mínimo inconveniente puede generar grandes gastos. Antes de perder los ahorros y tener que empezar de cero, es recomendable conocer las distintas opciones que están al alcance. Ejemplo de esto son los préstamos que ofrece Wenance a través de sus productos, Mango y Welp. Con pocos requisitos y de manera casi instantánea, es posible acceder a determinados montos  de  dinero, devolverlo en cuotas y así, tener un mejor control de los gastos y ahorros.

5- En épocas de inflación en donde los gastos aumentan continuamente porque los servicios y productos no tienen precios estables, es importante no dejar los ahorros debajo del colchón. Es decir, mover el dinero para hacerlo crecer es una opción que ayudará a alcanzar las metas deseadas en una menor porción de tiempo. Una alternativa para llevar esto a cabo son los plazos fijos: confiar un monto de dinero al banco y finalizado cierto periodo de tiempo, obtener el dinero invertido más los intereses ganados.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

we