¿Cómo financiar una empresa? 5 Consejos para jóvenes emprendedores

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Querés comenzar con tu propio negocio pero no sabés cómo hacerlo?

Dejame decirte que esta es la nota para vos. Financiar una empresa no es nada fácil. De hecho, son muchas las personas que cuentan con una brillante idea comercial pero, luego se les dificulta convertirla en realidad, precisamente por la falta de fondos. 

Sin embargo, y como seguramente habrás escuchado antes, nada en esta vida es imposible. Y, mucho menos lo es financiar una empresa.  Es por eso que, desde Wenance, vamos a darte algunas ideas para que empieces con tu negocio. 

Cómo obtener los fondos 

Si ya contás con un plan de negocios, llega el momento de buscar el dinero para darle vida al proyecto. Existen diversas formas de hacerlo. En Wenance, vamos a recomendarte cinco ideas de las más efectivas y seguras: 

    1. La primera de ellas es solicitar un préstamo privado para empresas como el que ofrecemos en nuestro portal. Este dinero se puede obtener de forma digital e inmediata, con muy pocos requisitos, para comenzar a comprar por ejemplo máquinas para el proyecto o contratar personal. Los préstamos se muestran como excelentes aliados en primer lugar porque pueden disponer de dinero a muy corto plazo, pudiendo devolverlo en cómodas cuotas y a un bajo interés. 
    2. Por otro lado y en complementación a los préstamos se pueden buscar inversores de confianza. Estas son personas que están dispuestas a prestar dinero para que la compañía crezca, recuperándolo con creces mediante las ganancias futuras del proyecto. 
    3. Los fondos de capital de riesgo son otra opción viable: estos son gestionados por sociedades anónimas especializadas que invierten sus recursos financieros en las empresas, con el objetivo de vender su participación en un futuro y así obtener una ganancia. 
    4. El factoring, por otra parte, es una alternativa que consiste en un contrato mediante el cual una compañía traspasa el servicio de cobranza futura de los créditos y facturas existentes a su favor. A cambio, obtiene de manera inmediata el dinero de esas operaciones, aunque con un descuento.
    5. Por último, no podemos dejar de mencionar que existen en todos los países del mundo las ayudas públicas y las subvenciones gubernamentales. Si el proyecto ayuda a la sociedad o tiene una orientación sustentable, quizás pueda acceder a dinero público para comenzar la compañía.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
we