¿Cómo funcionan los préstamos online?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los préstamos online son un producto financiero que, desde los últimos años, se han convertido en un aliado para los argentinos. Por lo general, se acude a un crédito cuando se necesita disponer de una determinada cantidad de dinero en el acto para utilizarlo de forma inmediata.

Además, los préstamos online cuentan con el beneficio de que el solicitante puede devolver la suma prestada en cuotas. Y, por otro lado, al poder realizar el trámite de forma 100% online, los plazos para obtener el dinero son de carácter breve y con requerimientos muy sencillos. 

¿Cómo solicito mi crédito?

Desde Wenance Fintech creamos dos productos, Welp y Mango, para que todos nuestros clientes puedan solicitar dinero en el acto desde cualquier parte del territorio de forma segura y rápida. 

Para requerir la suma de hasta 300 mil pesos es importante contar con la mayoría de edad de 18 años, un DNI argentino, una cuenta bancaria a nombre del solicitante y el número de CBU. Solamente con estos documentos se puede iniciar el formulario de solicitud de préstamo. 

Otro factor excluyente es que, en el caso de ser empleado en relación de dependencia, quien lo solicite debe contar con 4 meses de antigüedad en el puesto de trabajo. Los monotributistas que quieran solicitar un crédito deben pertenecer como mínimo a la Categoría C con una antigüedad de 6 meses.  

¿Cómo funciona un préstamo online?

Si bien puede parecer que para solicitar un préstamo se requieren conocimientos financieros avanzados, lo cierto es que cualquier persona que cumpla con los requisitos previamente mencionados puede requerir este producto. 

Un préstamo funciona del siguiente modo:

  • Se solicita en el sitio de Mango o Welp el importe requerido y se indica la cantidad de cuotas en que se quiere devolverlo.
  • Se completan los datos personales para que, desde Wenance, analicemos el perfil crediticio de cada cliente y cuál es el préstamo que se adapta más a su realidad. 
  • Luego, se aprueba la solicitud y se realiza la firma electrónica del contrato para avalar las identidades, los términos y condiciones. 
  • Se transfiere el dinero a la cuenta bancaria indicada por el solicitante. 
  • Y por último, solo resta que, mensualmente el titular del préstamo abone en tiempo y forma las cuotas del crédito pedido. 

Cabe destacar que, cuando una persona solicita el préstamo online es importante asegurarse de que puede abonar las cuotas posteriormente. Es decir, que administre correctamente sus ingresos para que al momento de devolver el dinero disponga de la suma acordada y así evite generar posibles deudas. 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

we