Blog

News Wenance
03.01.2023

Cuatro recomendaciones para protegerse de la inflación

29 February 2024

Frente a un escenario de inflación elevada, tanto las familias como los emprendedores o los dueños de pequeñas empresas pueden seguir algunos caminos para cubrirse del aumento de los precios y evitar que su dinero pierda valor en forma constante. 

En este artículo te hacemos llegar algunas sugerencias para que protejas el valor de tu dinero:

  1. Planificar el presupuesto. Esto es válido para una familia y también para un emprendedor. Es importante tomarse un momento para calcular cuáles serán los ingresos y cuáles los egresos de los próximos meses o el próximo año para poder sobrellevar la inflación. Esto permite tomar mejores decisiones: ¿hace falta recortar algún gasto evitable o tratar de generar un ingreso extra? Un presupuesto ayuda a prever las necesidades de ahorro con el tiempo suficiente, incluyendo la opción de pedir un préstamo si fuera necesario. Las decisiones improvisadas suelen ser más riesgosas.
  1. Ahorrar en instrumentos ajustados por inflación. En tiempos de inflación de 5 o 6% mensual, lo peor que se puede hacer es dejar el dinero quieto en una cuenta que no genere ningún interés. Esto es así para una familia o un emprendedor de altos o bajos ingresos. Hacerlo trabajar, si no se utiliza, siempre es importante y permite obtener un rendimiento.

Hay opciones simples para cuidarlo que no requieren grandes conocimientos financieros. Muchas fintech y algunos bancos ofrecen intereses en la caja de ahorro que se acreditan diariamente. 

Otras alternativas en este sentido son los depósitos a plazo fijo en UVA, que aseguran no perder frente a la inflación, algo que no siempre ocurre con el plazo fijo convencional. 

Los bancos también ofrecen fondos comunes de inversión llamados “money market”, que permiten retirar el dinero en cualquier momento y dan cobertura, al menos parcialmente, frente al avance de los precios.

  1. Adelantar compras. Siempre es positivo adelantar cualquier compra de un producto o servicio que va a aumentar de precio en el futuro. Anticiparse a esos incrementos, además, es más simple para quienes tienen diseñado un mínimo presupuesto de su economía personal. Adelantar los consumos se traduce en múltiples ejemplos, que pueden implicar gastar en el momento menos pensado: reservar las vacaciones muchos meses antes de viajar o comprar un aire acondicionado antes de que llegue el verano y suban sus precios; comprar materiales para hacer un arreglo en la casa, aunque no sea una necesidad inmediata. Otro ejemplo, es aprovechar pagos anuales si se va a obtener alguna bonificación o se van a evitar aumentos hacia adelante; muchos colegios privados pueden ofrecer esos planes.
  1. Comparar precios y buscar oportunidades. Ya sea para hacer una simple compra en el supermercado, renovar un electrodoméstico o hacer una inversión más importante, las épocas de inflación alta siempre traen un sinfín de ofertas, bonificaciones, descuentos y planes similares. No todos son convenientes. Por eso es importante, en cada gasto, hacer una mínima “investigación” no sólo para encontrar precios más baratos sino también para detectar oportunidades y dejar en el camino los beneficios que no son tales.

Uno de los efectos de la inflación es que hace perder la noción sobre qué es barato y qué es caro. Esa distorsión de los precios obliga a los consumidores a informarse mejor, leer la letra chica y hacer preguntas antes de decidirse a comprar.

En caso de que, por algunas de las razones anteriormente nombradas, necesites hacer gastos que no tenías pensados, los créditos Welp son una excelente opción.  Podés solicitarlos 100% online, con requisitos mínimos y obtener tu dinero fácil y rápido. Para más información ingresá a welp.com.ar.

COMPARTIR

Aportamos soluciones soluciones, financieras
simples, poniendo la tecnología y nuestro
capital humano al servicio de la gente.