Blog

News Wenance
05.08.2023

Diez recomendaciones para evitar estafas digitales

23 May 2024

Las billeteras virtuales se transformaron en una herramienta de uso común para hacer y recibir pagos para usuarios de todos los niveles económicos. Se utilizan cada vez más para la economía cotidiana y también como cuenta de uso comercial. El problema es que junto con su expansión llegaron los fraudes y las estafas de toda clase. La facilidad para abrir y operar una cuenta en una billetera virtual, a menudo combinando su uso con cuentas y tarjetas bancarias, expone a algunos riesgos contra los cuales es conveniente estar prevenido.

Hay apps manejadas por los bancos (Modo, Cuenta DNI, BNA+ y las de cada banco en particular) y otras provistas por fintech (Mercado Pago, Ualá, Naranja X, entre muchas otras). 

En este artículo de Wenance te acercamos las siguientes 10 sugerencias para que aproveches sus ventajas sin riesgos:

1-Usá contraseñas seguras: pese a que los ciberdelincuentes cambian sus mecanismos en forma constante, gran parte de las estafas ocurren porque el usuario tiene contraseñas demasiado previsibles, como su fecha de nacimiento, su propio nombre o números correlativos. No utilices la misma clave para todas las aplicaciones y modificala de manera periódica.

2-Activá el segundo factor de autenticación: las billeteras virtuales, las redes sociales y muchísimas otras aplicaciones tienen un segundo mecanismo de verificación de la identidad para prevenir fraudes. Es muy importante que lo hagas, te lleva un par de minutos. En el caso de WhatsApp, esto es fundamental para prevenir el “robo de identidad” y que alguien pida dinero a contactos o saque un préstamo a tu nombre.

3-Desconfiá de los premios o regalos: muchos ciberdelincuentes captan a sus víctimas simulando la existencia de concursos, premios y regalos por parte de bancos o tarjetas. De esa forma, lo único que buscan es que quien los recibe les dé alguna contraseña o clave personal.

4-Desconfiá de los “asesores” telefónicos: los bancos, las fintech, las tarjetas de crédito y cualquier otra entidad financiera no te van a pedir una clave, la realización de una transferencia o cualquier otro trámite de esa clase a través de una llamada.

5-No respondas correos electrónicos dudosos: en el mismo sentido del caso anterior, abundan los emails falsos que simulan ser de fintech o bancos. Nunca ingreses a sus links o abras sus archivos adjuntos, ya que siempre buscan captar tus datos.

6-Utilizá la biometría: los celulares ofrecen la identificación por biometría (reconocimiento del rostro o de la huella digital) y las billeteras lo incorporan a su esquema de seguridad. Siempre es beneficioso que lo utilices.

7-Pausá las tarjetas: muchas aplicaciones cuentan con la opción de “pausar” o anular el uso de una tarjeta de débito o crédito. Es muy importante que sepas cómo “pausar” la tarjeta en caso de robo o extravío del plástico. Ante esa situación de urgencia, un simple click en la aplicación puede evitarte problemas.

8-No vendas una cuenta: recientemente apareció la oferta de comprar una cuenta en una billetera (CVU) o en un banco (CBU), aprovechándose de quienes tienen necesidades económicas. Es sumamente peligroso: quien compra una cuenta seguramente lo hace para cometer un delito y aquel que recibió unos pesos por poner su nombre seguramente tenga algún problema.

9-Prestá atención a las cuentas falsas de los bancos: los ciberdelincuentes arman constantemente perfiles falsos de esas entidades en Facebook, Instagram y Twitter para interactuar con los clientes y lograr capturar sus datos personales. Verificá que las cuentas sean reales, algo sencillo de hacer con la cantidad de seguidores.

10-Conocé los canales de comunicación: cada billetera o banco tiene sus vías oficiales para que envíes consultas o reclamos. Conocerlas con precisión es un primer paso para que evites el riesgo de estar hablando con un estafador mientras creas que lo estás haciendo con tu entidad financiera.

COMPARTIR

Aportamos soluciones soluciones, financieras
simples, poniendo la tecnología y nuestro
capital humano al servicio de la gente.