Préstamos para emprendimientos: consejos para jóvenes empresarios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Por donde empezar?

Si estás pensando en comenzar tu propio emprendimiento, entonces estás en la nota correcta. Desde Wenance, sabemos que no es nada fácil cumplir el sueño de un negocio propio y que no basta con tener una gran idea. Es importante también analizar los costos y el capital de inversión necesario para tangibilizar el proyecto. Los préstamos para emprendimientos son, por ejemplo, una herramienta que permite disponer de una determinada cantidad de dinero a corto plazo y hacer uso del mismo para afrontar los gastos que el nuevo negocio requiere.

Para realmente sacar provecho de los préstamos para emprendimientos se vuelve vital comprender que es indispensable contar con un presupuesto detallado que ayude a saber cuánto dinero se debe solicitar y para qué será destinado. 

Asimismo, la financiación para emprendedores debe ser empleado bajo un orden de prioridades, gastos innecesarios y bajo un control estricto. Por otra parte, es importante prever cuándo el negocio comenzará a dar ganancias. Hay que recordar que el préstamo debe ser devuelto en tiempo y forma, por lo que disponer de esa suma de dinero es imperativo para no generar deudas. 

Por dónde comenzar 

Para comenzar a dimensionar los costos que un negocio implica se aconseja realizar un estudio, por ejemplo, de cuánto sale alquilar un espacio en el caso de necesitar un local, contactarse con proveedores para evaluar el valor de las materias primas y así entablar un presupuesto. Comparar opciones con tiempo es el secreto para tener el menor número posible de costos. Asimismo, es importante en esta instancia, consultar las opciones de financiación para no asumir todos los gastos en un mismo periodo de tiempo. Desde Welp ofrecemos créditos personales 100% online, con plazos y tasas a la medida de cada cliente.

Finalmente, es importante evaluar todas las variables y obtener un estimativo lo más cercano a la realidad posible, para saber cuánto dinero hará falta para concretar el proyecto. De esta forma, obtener un crédito y hacer frente al mismo será mucho más sencillo.

Busca inversores 

En complementación a los préstamos se pueden buscar inversores de confianza. Estas son personas que están dispuestas a prestar dinero para que la compañía crezca, recuperándolo con creces mediante las ganancias futuras del proyecto. 

Preparate para todo 

Recordá que los negocios pueden salir bien como mal. Por ende, hay que estar preparado psicológica y financieramente para todos los escenarios. Habrá meses de mayor ganancia y otros menos, tenés que poder enfrentarlos a todos. 

Y, por último, si ves que tu emprendimiento no funciona, siempre es mejor dejarlo ir. ¡Todo es aprendizaje! Y, lo cierto, es que vas a contar con mucha más experiencia para comenzar algo mejor en un futuro.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
we